¿Es momento de renovar mi logotipo? Aquí te lo decimos.

Tu empresa es tu creación, tu bebé, algo de lo que estás sumamente orgulloso, pero taaaal vez, sólo tal vez, hay cuestiones que pueden mejorar. Por ejemplo, quizá comenzaste tu marca hace 15 años cuando el mundo digital todavía no hacía boom y su imagen y branding ya no conectan con el mundo actual. O tal vez tuvo un cambio de nombre porque hubo una separación de socios, o un registro de marca diferente, pero tu logo sigue siendo el mismo. 

Es tiempo de cambiarlo para que tu empresa siga creciendo por el camino correcto.

Sé sincero, si te identificas con alguna de estas cuestiones, es momento de darle una nueva imagen a lo más esencial de tu marca: tu logotipo.

Repite conmigo, tengo que cambiar mi logo SI:

Mi logo no transmite lo que en realidad es la empresa o lo que busco proyectar:

Puede que tu empresa sea un despacho de abogados pero tu logo es muy colorido y le hace pensar a las personas que es un local de fiestas porque la imagen dentro del logo, parece una resbaladilla y no una balanza de la justicia (lo sé, parece chiste, pero sí pasa). No le vas a llegar a tu público meta porque tu logotipo no refleja lo que vendes.

Cuando inicio (en serio) mi proyecto

Sabemos que tu proyecto comenzó desde que empezaste a desarrollar la idea pero es momento de hacerlo en serio y tangible: abrir redes sociales, realizar publicidad, mandar a hacer papelería y artículos promocionales. En este momento tienes que tener un logotipo muy definido y con un manual de identidad para poder utilizarlo en todas las redes y materiales que necesites. Recuerda que tu logo es la primera impresión que tiene el cliente de tu marca.

Cuando admites que el tiempo o dinero invertido no fueron suficientes

¿Le mandaste a hacer tu logo al primo de un amigo y te cobró 300 pesos? ojo, no estamos demeritando el trabajo de nadie, simplemente creemos que en un inicio ese logo te funcionaba muy bien, pero ahora que tu empresa está creciendo, deberías de invertir en un logotipo que esté a la altura y que ayude a que se consolide y se posicione mejor tu marca.

Cuando de plano no conectas con él

En pocas palabras, lo ves y no sientes orgullo de enseñarlo. Tu logo debería de ser algo de lo que estés orgulloso y que llene todas tus expectativas (y las de tu negocio).

Cuando sólo tienes el logotipo

 Tu logo está muy bien hecho y te encanta, quizá no es necesario ajustar nada, pero sí crear un manual de identidad que ayude a definir tu marca y así mismo, sus aplicativos. Este manual consolida la imagen de tu empresa y hace que toda la comunicación visual tenga la misma línea. Si crees que tu empresa necesita uno, contáctanos, podemos ayudarte.  

Cuando tu logotipo te causa conflictos 

Si  tu logo es estético y tiene el mejor diseño pero en tu sitio web se ve mal, no queda con la imagen de la página, no se ven los colores, etc., no es un logotipo funcional. De igual manera, si en impresos como playeras se distorsiona y no es legible porque no fue creado para este tipo de aplicaciones, ¿cómo van a distinguir tu logo tus clientes? Necesitas un logotipo que además de ser estético, le funcione a tu marca en todos los aspectos. 

Los cambios son necesarios, acércate a nosotros y con gusto te ayudaremos a darle una mejor cara a tu empresa. La primera impresión es muy importante, ¿te gusta la que tu logo genera? En todo caso contáctanos y revisa nuestros planes aquí.